Hoy te encontré frente al espejo. Tratabas de retirar tu camiseta halándola sobre tu cabeza, sin éxito. Reías mientras lo intentabas una y otra vez, y te detuviste a mirarme cuando me viste acercarme.

Sonreíste y esperaste por la ayuda que me pidió tu mirada. Tu sonrisa se hizo más grande cuando  tus manitas sintieron la piel desnuda.

Te miras, sonríes, tocas tu pancita suave, te reconoces.

Te miro, sonrío y te agradezco el privilegio de verte crecer.

(1año y 3 meses )emil espejo

Anuncios