* Pendiente de publicación, desde el 28 de junio de 2015*

Mucho sin publicar, así que ahora que bebé duerme y la casa y la mente están en silencio, aprovecho para actualizar algunos post viejos que nunca subí por falta de tiempo. Les recuerdo que la etiqueta #CafédeRosas es la que cumple con mi cuota de pensamientos sueltos, a mis conclusiones locas, a las cosas que para no olvidarlas, o para sacarlas de mi mente o de mi corazón,  tengo que escribirlas. ! Aquí vamos!

👣💚 #CafeDerosas

Hay que aprender a darse porque es lo correcto, lo que corresponde, lo necesario en ciertos momentos. Sin peros, sin condiciones, sólo porque es lo que debe hacerse. Sin dar consejos, ni esperar respuestas.

Entregando, uno se va llenando sin darse cuenta, porque cuando damos sabiendo que quizá no recibamos nada a cambio lo hacemos desde el más profundo estado de consciencia y consideración, pero sobre todo, desprendiéndonos del egoísmo cotidiano que nos lleva a esperar pequeñas cuotas de agradecimiento de los demás.

En el proceso, vamos aprendiendo a callar las voces que muchas veces nos hablan de como deberían ser las cosas dependiendo de nuestro aporte… Esas que reclaman algo a cambio: lealtad, consideración, respeto. Las mismas que hablan de lo poco que recibes de vuelta, de lo mucho que estas exponiendo tu pellejo.

A veces hay que  recordar lo valioso que es tu aporte por más pequeño que sea, lo bien que se siente hacer lo necesario y estar en paz, porque se ha cumplido con el compromiso propio de hacer lo que nos toca en cada momento, sin más expectativas que las propias 💚👣 #CafeDerosas #GenteHistoriasYsonrisas

Anuncios