Celebrando a Misty y a los cañeros (.. y todo lo que aparezca que levante la esperanza)

Sentada en mi patiecito reviso mis correos, entro al Facebook con cuidado ( o hasta miedo) de no contaminar mi tranquilidad y estado de ánimo, sin leer muy profundo, solo escaneando con la vista el panorama y me encuentro con un artículo que ya había compartido esta mañana en Twiter, pero que vuelve a llamar mi atención : es un video de Misty Copeland, la primera mujer negra en ser elegida como primera balerina en el American Ballet Theatre en su historia. Según  la voy viendo hablar, mi mente se va a la noticia de los cañeros de mí país que hoy comienzan a recibir sus pensiones y carnets de acreditación como residentes de República Dominicana.  Me alegro, me emociono porque se está haciendo lo justo, lo que corresponde!

En eso la mente vuelve al video que corre y aunque ya había celebrado internamente esta noticia, volví a verla y me emocioné de nuevo al celebrar  esa victoria que es de ella, pero también es de todos aquellos que creemos que este tipo de oportunidades deben dársele a quien las merece, a quien  tiene un talento y se dedica a perfeccionarlo, al que demuestra que tiene la entrega, la pasión de hacer algo bien hecho sin importar su color de piel, su procedencia o en qué cree.
Screen Shot 2015-06-30 at 12.43.34 PM
fuente externa
 ” Me dijeron que no tenía el color de piel correcto, que era muy musculosa, muy curvilínea”

Misty cuenta su historia y todo lo que tuvo que pasar por ser negra, habla de cómo al verse en el póster, no se ve a sí misma: ve a una mujer negra que representa a las demás que también sueñan, que también son rechazadas aunque tengan el talento.

Screen Shot 2015-06-30 at 12.44.01 PM
fuente externa
Screen Shot 2015-06-30 at 12.44.42 PM
fuente externa
Pero por qué ella a pesar de que inició su carrera a una avanzada edad? fácil : ella perseveró, no se sentó a quejarse en un medio dominado por las bailarinas blancas y al contrario se enfocó tan grandemente que fue imposible ignorarla. 
Estamos ante un período difícil en los EU, mucho odio, mucha descalificación por color de piel, por diferencias, mucho prejuicio, es por eso que este tipo de historias, así como lo que pasó en este fin de semana con el Sr. Trump (y cómo han reaccionado hasta grandes empresas que eran sus socios), me hablan de esperanza. Y no es que uno decide vivir en positivo o en una nube (como creen muchos de quienes preferimos hablar de estas cosas), lo que pasa es que con tanto excremento -en las redes y en la vida real- uno prefiere apegarse al lado positivo hasta por necesidad, de lo contrario es fácil caer en la misma espiral de la que huimos.
Al menos para mí, celebrar lo bueno, lo justo y lo que levanta el espíritu es lo que me funciona y este tipo de noticias vuelven a llenar mi corazón de fe.
Sí se puede, poco a poco, lo vamos logrando!!!!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s