Hoy me voy a la cama con el corazón estrujado.. entre lo que sucede aquí con las matanzas y el odio racial y lo que sucede en mi país, estoy rota, apenada, avergonzada, pero sobre todo muy triste… antes de irme sólo se me ocurre decir una cosa: (o varias)

La Dominicanidad se defiende con los actos propios, se defiende informándose, formando un criterio en base a lectura de diversas fuentes para conocer a fondo, se defiende preguntando, aprendiendo de los que saben, buscando conocer la verdad de cómo se maneja el proceso, pero no por encima, no en la primera noticia que veas en FB, se defiende buscando hasta conocer varias versiones que te permitan sacar tus propias conclusiones. La Dominicanldad se defiende a diario con nuestros propios hechos, siendo la mejor versión de uno mismo, se defiende siendo íntegros y compartiendo la información verdadera con todo aquel que no entiende qué sucede en nuestro país. Se defiende convirtiéndonos en voceros de la verdad, no de las pasiones. TODOS sabemos que no tenemos un sistema perfecto, pero también sabemos que se está haciendo algo para precisamente regular el aspecto de migración que tanto se necesita.
Le preocupa lo que sucede el país, le indigna o le molesta? DEJE DE REPRODUCIR PENDEJADAS QUE DICE ALGUIEN MÁS, CON UN PROPÓSITO QUE USTED NO CONOCE Y DEL QUE QUIZÁ ESE OTRO SE BENEFICIA, E INFORMESE. Si usted se maneja en estas redes es porque es inteligente, porque puede manejar información, no permita que otro hable por usted y de paso quizá sea más beneficioso para todos, dejar de lado los juicios livianos que muchas veces sólo consiguen levantar fuegos que no nos llevan a ninguna parte.
Este tipo de procesos toman tiempo, duelen a ambas naciones donde quiera que se den porque estamos hablando de seres humanos, de familias, de PERSONAS con una historia, sin embargo son necesarios, traen un orden que aunque tarde un poco, es necesario para cada nación. Pero porque sea necesario tampoco quiere decir que nos olvidemos del drama que trae consigo, que sea motivo de burla, no olvidemos ponernos en esos zapatos de inmigrantes que taaaaaaan bien conocemos los Dominicanos, no olvidemos poner la humanidad sobre todas las cosas .

NO TODO TIENE QUE SER BLANCO O NEGRO, PERMITÁMOSNOS VER LAS LUCES Y LAS SOMBRAS DE ESTE PROCESO SIN VICIARNOS O COLGARNOS DE UN LADO O DE OTRO, A FIN DE CUENTAS DE QUE NOS VALE CERRARNOS? Cuente lo que conoce, lo que ha visto, pero cuente lo bueno y malo, la luz y la sombra, no seamos injustos ni con el sistema, ni con quienes están viviendo tan dura realidad, para ambos es un momento muy difícil.

Anuncios