Cuando los hijos comienzan a crecer y nos toma por sorpresa

IMG_5661Llevo días corriendo detrás de tí.
Creciste de repente y al parecer yo aún no estaba lista.
Hay días en los que creo que ya tengo todo bajo control, y en otros, me parece que nunca voy a alcanzar tu paso.
Te sigo de cerca, pero te dejo ser. Corres, me acerco, me agito, descanso y vuelvo a perseguirte a unos pasos detrás de tí.
Te veo alejarte y confío en que puedes.
Juegas, sonríes, me miras. Vienes y vas.
Como como puedo, tomo mi bebida mirándote por el rabillo del ojo mientras trato de hilvanar una conversación y otra, siguiéndote con la mirada.
Estoy con gente y no estoy, porque de vez en cuando suelto todo para evitarte algún golpe, un paso en falso.
A veces pienso “todo va a estar bien” y cansada, me relajo un poco. Eso hice hace unos días y dejar de verte por unos segundos fue suficiente. Me paré a buscarte y justo te vi mientras caías.
Y mi cuerpo se quebró, con cada golpe tuyo.
Te vi, estuve ahí y no pude hacer nada.
Corrí todo el día detrás tuyo para protegerte de tí mismo, de tus ganas de conocer el mundo con tus manitas inocentes y justo cuando me necesitaste, llegué tarde.
Te levanté corriendo y aunque no lo recuerdo, podría jurar que besé tus ojitos llorosos. Yo también quería llorar, pero soy tu mamá y más que llorar, quería calmarte, hacerte sentir que todo estaba bien, que dejaría de doler tú frentecita.
Ese día confirmé el poco control tengo sobre la inevitable y maravillosa experiencia tuya de crecer. Que te caigas, te golpees, es parte del proceso, yo lo sé, me lo han dicho tantas veces… Lo que nadie me había dicho, era como evitar que con cada golpe tuyo me nazca un jardín de dudas en el pecho. Que con cada “pumm” como tú mismo le dices, se me abriría la herida de tu nacimiento. Esa que me hace volver a verte tan chiquito e indefenso, esa que me hace querer llevarte pegado a mi vientre una vez más.
Me cuentan que esto es sólo el comienzo, que faltan muchos otros golpes y estoy consciente de que la vida me irá preparando para esos. Hoy escribo para que cuando algún día me leas, sepas que aún estando tú, más alto que yo, mi vientre y mis brazos seguirán dispuestos a protegerte.
Siempre, con todas mis fuerzas.
Te amo mi hijo,
Mamá

Consejos no pedidos, dados con amor … 

¿Y si lo dejas esperar un poco y no te entregas todavía …? 
¿Y si le dejas pensándote tanto que te vea en sus sueños porque ha extrañado el olor de tu cabello, tu sonrisa? 
¿Y si te das como la miel? Dulce, despacio, segura, sin prisa? 
¿Y si dejas algunas preguntas sin contestar… Algunas respuestas en los labios y algunos besos pendientes? 
¿Y si te guardas las ganas y se las entregas un rato al tiempo y dejas que él se encargue de hacer su magia ? …De convertir conversaciones en casetes que se repiten en la mente, de imaginar miles de besos futuros, de sentir como se van metiendo uno dentro del otro, aún sin tocarse a diario? 
Tiempo. Dale tiempo.  
A las ganas, de convertirse en futuro. A las manos, de desear encontrarse con las tuyas. A las almas, de desear acompañarse, a los cuerpos, de erizarse al sentirse. Al corazón, de caminar al compás de la mente. 

El amor, contrario a la emoción, toma tiempo. Si es lo que realmente andas buscando, regálate un poco para ti. 
Para él. 

Para ustedes ❤️🌸

Hoy te encontré frente al espejo

Hoy te encontré frente al espejo. Tratabas de retirar tu camiseta halándola sobre tu cabeza, sin éxito. Reías mientras lo intentabas una y otra vez, y te detuviste a mirarme cuando me viste acercarme.

Sonreíste y esperaste por la ayuda que me pidió tu mirada. Tu sonrisa se hizo más grande cuando  tus manitas sintieron la piel desnuda.

Te miras, sonríes, tocas tu pancita suave, te reconoces.

Te miro, sonrío y te agradezco el privilegio de verte crecer.

(1año y 3 meses )emil espejo

Mi amor por las ventas de garajes

Cuando leí que el letrero decía “Free stuff” (cosas gratis) , fue suficiente para invitarme a un momentito a solas conmigo. Revisé el GPS y la casa (donde estaban regalando todo), quedaba a 3 minutos de la mía. No me lo podía perder.

Me encantan las ventas de garaje, las tiendas de antigüedades, las pulguitas. Creo que hay mucha magia en esos lugares; la curiosidad por cada objeto y el deseo de llevarte lo que tiene alguien más en las manos, hace que se conviertan en oportunidades de estar 100% presentes, sin tiempo, sin presión , ni expectativas. Todo es una sorpresa, cada artículo, un tesoro, una historia.

Aquí algunas de las cositas que me traje a casa de la última vez que fui: libros, una campanita hecha en México, una ventana miniatura en madera, un adorno para el patio y platos decorativos pintados a mano.

IMG_1908.JPGMientras las limpiaba, pensaba en el camino que tuvo que recorrer cada pieza hasta llegar a mi casa. Ahora solo es cuestión de encontrarles un lugar para que sigan escribiendo su historia. 

 

IMG_1945 2.JPG

Buscando una canción para mi hijo

17 de agosto, 2015. (Estaba embarazada de mi hijo Emil Jesús. Muchos malestares y mucha ilusión de mamá primeriza)

Es tarde y de la nada se me ocurre buscarte una canción.. he tenido unos días horrendos sin embargo no dejo que el malestar apague mi alegría…te espero y te siento en cada momento, esta noche en especial.

Y canto junto a Mercedes “Honrar la vida” porque se me ocurre que nunca antes lo hice como voy a hacerlo a través de la tuya. Honrar la vida, sentirla como nunca antes, y disfrutarla con cada suspiro tuyo…honrarla enseñandote a reír, a amar con todo el corazón, a perdonar, a creer en la buena energía y en hacer el bien.

“Mi pequeno tesoro” suena y mientras leo sus letras, se agua mi alma y sonríe mi corazón.. es dulce y la musica se me parece mucho a ti.

Siguen sonando y yo sigo soñando.

“ Dulce espera” , “somewhere over the rainbow” , “Por ti “ , ‘A flor de piel” , “Palabras para Paula”, “ Como Un haz de luz “

 

¿Y tú, porque escribes?

 

 

Escribo porque es contanFullSizeRender-2do, que mi alma se libera.

Porque me curo, me salvo y me encuentro.

Porque hablar es mi salida, mi respuesta.

Mi consuelo y forma de renovar la esperanza.

Escribo para aliviarme, para contar las historias que quizá otros llevan dentro y no han sido sacadas a pasear. Porque quiero compartir el mundo como lo veo, porque sueño con hacerle sentir a otros, lo que antes, alguien más me hizo sentir a mí a través de sus palabras.

Quiero creer (osada, yo) que algo de lo que vivo y describo, alguien más puede disfrutarlo.

Escribo porque es fascinante volver a leerse días después, y descubrir que hay mucho que mejorar, que hay cosas que quisieras nunca haber dicho y otras, que no puedes creer las hayas hilvanado tú.

Contar historias, hablar hasta el cansacio, ha sido siempre parte de mis días. De niña, lo hacía a la hora de la comida. Cierro los ojos y puedo ver la pared de ladrillo, el arroz servido esperando por mí. Recuerdo mi insistencia por describir todo lo vivido en el día: la risa del recreoo, el viaje en la guagua del colegio, la caída en la clase de deportes, mis zapatos de punta cuadrada. Me veo queriendo contarlo todo una y otra vez y tambien los veo a ellos, a mi familia, locos porque me callara… jaja

Escribo porque no se callar y sobre todo, porque no me gusta hacerlo. Porque es una de las mejores formas de dejar constancia de quienes fuimos, somos y seremos.

NO ERES TODO ESO #CAFÉDEROSAS

* Pendiente de publicación desde el 02 de Junio, 2015. Escrito en algún aeropuerto, mientras esperaba un vuelo*

 

No eres todo eso.

No eres lo que escuchas sobre tí e interiorizas.

No eres el ruido que llena tus oídos y se mete en tu alma sin permiso.

No eres todo eso que cargas porque sí. Ni el miedo de lo que no ha llegado, ni el temor de lo que no has dicho.

Ni todo lo que te dice tu mente cuando intentas organizarla.

No eres odio, dolor, ni rabia permanente. Eres todo lo que tienes cuando nada de eso está.
Lo que queda cuando se callan las voces ajenas, cuando te quitas las etiquetas que otros te han puesto.
Eres lo que te
hace sensible.

Lo que te levanta y te inspira . Eres lo que reconozcas en tí sin que duela, cuando te aceptes imperfecto,humano y pequeño con todo lo que eso representa.

FullSizeRender-1Eso eres: Tú.

No el mundo, no la gente, no dónde vives, ni qué lugares visitas. Ni tu cabello y como decidas llevarlo. Ni tus calificaciones, ni tu estatus legal.

Eres vida y suspiros. Eres luz y a veces sombra.

Pero eres tú sombra. No la que otros moldean para tu cuerpo.

#CafeDeRosas #GenteHistoriasYsonrisas #JfkAirport #Strangers #Shadows

CAFÉ DE ROSAS: DARSE SIN ESPERAR NADA A CAMBIO

* Pendiente de publicación, desde el 28 de junio de 2015*

Mucho sin publicar, así que ahora que bebé duerme y la casa y la mente están en silencio, aprovecho para actualizar algunos post viejos que nunca subí por falta de tiempo. Les recuerdo que la etiqueta #CafédeRosas es la que cumple con mi cuota de pensamientos sueltos, a mis conclusiones locas, a las cosas que para no olvidarlas, o para sacarlas de mi mente o de mi corazón,  tengo que escribirlas. ! Aquí vamos!

👣💚 #CafeDerosas

Hay que aprender a darse porque es lo correcto, lo que corresponde, lo necesario en ciertos momentos. Sin peros, sin condiciones, sólo porque es lo que debe hacerse. Sin dar consejos, ni esperar respuestas.

Entregando, uno se va llenando sin darse cuenta, porque cuando damos sabiendo que quizá no recibamos nada a cambio lo hacemos desde el más profundo estado de consciencia y consideración, pero sobre todo, desprendiéndonos del egoísmo cotidiano que nos lleva a esperar pequeñas cuotas de agradecimiento de los demás.

En el proceso, vamos aprendiendo a callar las voces que muchas veces nos hablan de como deberían ser las cosas dependiendo de nuestro aporte… Esas que reclaman algo a cambio: lealtad, consideración, respeto. Las mismas que hablan de lo poco que recibes de vuelta, de lo mucho que estas exponiendo tu pellejo.

A veces hay que  recordar lo valioso que es tu aporte por más pequeño que sea, lo bien que se siente hacer lo necesario y estar en paz, porque se ha cumplido con el compromiso propio de hacer lo que nos toca en cada momento, sin más expectativas que las propias 💚👣 #CafeDerosas #GenteHistoriasYsonrisas

Que no nos gane el desconcierto 

Ese día me sorprendió la rabia de nuevo. Se metió en mi cuerpo sin avisarme y fue copando mis palabras, mi mirada, mis mejillas que se tornaron cada vez más calientes. Me agarró por el pecho y me apretó literalmente hasta sentir que me pesaba. Viendo las imágenes, una vez mas me ganó la impotencia y tuve que dejarla salir por mis ojos mientras leía callada todo lo que sucedía. Tuve que dejarla salir, porque de otra forma, me hubiera ahogado por dentro.
Cada día me es más familiar ese sentimiento que tantas otras veces me ha abordado, el que me hace sentir hermana de todos, familia de muchos. 
Y me entran ganas de abrazar, de decir estoy aquí, te entiendo, yo también lo siento igual que tú. 

Porque TÚ,puedo ser YO. Porque tu dolor no me es indiferente. Porque hoy es un grupo, pero mañana será otro, y otro, y otro.  

Porque todos necesitamos de la solidaridad de alguien más, de muchos más. 

Así van pasando estos últimos días, con altas y bajas, pero casi siempre que siento que me vence el desconcierto, entonces, sucede algo que irremediablemente me devuelve el alma al cuerpo. A pesar de todo, sigo viendo la luz en la gente que dice ” estamos aquí, no están solos”, en quienes gritan a viva voz lo que quiere la mayoría: tolerancia, respeto, PAZ. 
El camino es largo y parece obscuro, pero quiero creer que este sacudión es la única forma de que nos sigamos dando cuenta de lo importante de informarse, movilizarse , pero sobretodo unirse.   
Quiero pensar en la maravillosa energía que se genera cuando tantos desnudamos el alma y nos vestimos simplemente de humanidad, sin banderas, ni prejuicios. 

Obliguémonos a seguir iluminándonos unos a otros en este camino, acompañémonos mientras persista la obscuridad. Que la empatía, sea nuestro mejor aliado, que el desconcierto no nos derribe. 
Esto también pasará.